martes, 9 de abril de 2013

Intuiciones, consejos, libros de portugués...y tochos varios.

Hoy he vuelto a mis clases de portugués. Y qué pereza me daba, sabiendo que me queda ná y menos para irme y que el año siguiente no seguiré estudiando...de todas maneras, he acabado muy contenta. Me he comprado el libro que nos tenemos que leer (ejem, para el día 23...ya me puedo poner las pilas) y me he dado cuenta de que, como el portugués es relativamente fácil, podré buscar libros en las biblios y de alguna manera seguir aprendiendo (soy doña multitareas y ya me estoy buscando ocupaciones antes de llegar :p)

Estaba hace un ratito escribiendo en el hilo de au pairs de Spaniards (aquí) y me ha hecho reflexionar sobre lo importante que es no hacer caso a las prisas en esto de la búsqueda de familia, cuando por fin tomas la decisión, te lías la manta a la cabeza y te convences de que sí, de que si esto sale te vas de au pair.

En mi caso, tardé un mes. Un mes de nervios, dudas y actividad continua. Me planteaba que en ese momento ése era mi trabajo y le dedicaba horas, tanto física como mentalmente (soy una cabecita inquieta, siempre rumiando) De no tener ni idea, al principio, me acabé haciendo una experta. En escribir cartas de presentación maravillosas y personalizadas para adjuntar con mi solicitud, en contestar educadamente (muuuy educadamente, que los ingleses llevan la corrección por bandera y lo que para nosotr@s es peloteo puro y duro para ell@s es su día a día y lo contrario es lo que les chirría) a preguntas donde mi reacción en otro momento hubiera sido "¿Eiiiin?", a hacer Skypes y hablar sobre mi vida y milagros con gente a la que no conocía de nada en absoluto (y en inglés)Mi día a día se convirtió, durante unas dos semanas intensas, en una vorágine de "lee, solicita, contesta, habla por Skype, y....reza un poco de paso, no vaya a ser que cuele :p
Y sí, aprendes. Y lo que parece imposible cuando te registras por primera vez, ocurre.

Yo, por ahora, me considero afortunada. La familia con la que me voy fue la primera con la que hice un Skype. Me encantó desde el principio, tanto ell@s como las condiciones que me ofrecían. ¡Y era en Londres! Ya llevaba diciendo tiempo diciendo a mis amig@s que "en Londres hay algo para mí, lo sé, lo intuyo"
Cuando nos despedimos ese día sí que me dediqué a rezar, sí...hasta que al día siguiente recibí un mensaje super bonito diciéndome que lo sentían mucho y que les había costado mucho decidirse pero que lo habían hecho por otra chica con más experiencia. Como siempre yo, super "polite" les contesté que nada, que estaba segura de que habían tomado la mejor decisión y que deseaba que les fuera muy bien con la nuevo miebro de su familia (también deseando en mi fuero interno que a la muchacha se le torciera un tobillo o algo así. Soy maja pero no tanto XD)

Y continué mi búsqueda, ¿qué le íbamos a hacer? Y, de repente, me ví yo en situación de elegir. Tenía dos familias que estaban convencidísimas de que su futura au pair era yo, con niñ@s mayores y que no me lo podían poner más fácil en todo.
Peroooo...porque había peros. Sentía que algo en el universo estaba jugando conmigo. Ambas eran familias monoparentales, con dos hijos de la misma edad, una en Dublín y la otra en Manchester. Y nada, que no había manera de decidirse (ni con el clima, oye. Igualito de mal en los dos, que hasta eso valoré)

  • La familia de Dublín
Pros: Nada de housekeeping, muy poquitas horas, a 20 min del centro y super majos.
Contras: Demasiado majos. Me veía "deverdaddeverdaddeverdad" siendo la hermana mayor en esa familia. Yo soy muy cariñosa pero también muy independiente y tanta cercanía me echaba para atrás así, sin conocernos apenas. Y pese a que estuvimos 1 hora y media de Skype y puedo decir que eran encantadores, algo me decía que no. Que no me apetecía ir con ell@s
Y...¿qué hacía yo yéndome a Irlanda, huyendo de un país en crisis para meterme en otro sino igual, parecido?

  • La familia de Manchester:
Pros: Me encantaron en la charla por Skype. Se veían una familia muy bonita y unida...y fresc@s, no lo sé explicar con palabras. Hay cosas que percibes, que sientes. Incluso a través de una pantalla.
Contras: No estaban en Manchester ciudad sino a unos 50 min, en un pueblo a 20 min cerca de otra ciudad más grande. Y no me veía...Una cosa es que me vaya a vivir con gente que no conozco, y otra que me sienta "encerrada" en el sitio donde viven.

Si añadimos que, por esas fechas, me empezaron a salir trabajillos aquí en España de profe de yoga y me replanteaba a ratos si no estaba haciendo la locura de mi vida, yéndome a otro país a cuidar niñ@s, igual se entiende un poco como tenía la cabeza por esos días. A puntito de explotar.

Pero tomé la decisión, previa charla con una de mis mejores amigas a la que torturé en un glorioso día de resaca (Lola, te quiero y lo sabes :) ) Después de valorar pros y contras decidimos que Dublín era lo mejor. Podía irme, probar unos meses, tantear el terreno y, si no estaba a gusto o veía que las posibilidades de curro allí eran nulas, volar a otro sitio. Mientras no gastaba ahorros y no vivía en casa de mi madre (que la quiero mucho, pero no era plan)

Cuando ya me íba para casa, decidida a comprar el billete a Dublín esa misma noche, ví en el móvil un mensaje en Aupair World  (la página desde la que hice toda la búsqueda) Era la otra familia, la soñada que no pudo ser....
Para mi asombro (jodio universo) me decían que, finalmente, la otra chica no podía cogerse un año libre en la universidad, que si yo aún estaba libre porfavorporfavorporfavor se lo dijera.
Una hora después estábamos hablando por Skype de nuevo  (pobres, previo repetirme que no me sintiera un segundo plato ¡ya ves tú, con lo feliz que estaba yo de serlo :p!) y me tenías a mí diciendo que SÍ, que en un mes me iba para su casa.

Y tan contenta después. Porque sí, porque en todo momento supe que "allí me quería ir", que "con ell@s sí" Y, sobretodo, porque después de tomar la decisión me sentía muy tranquila, sabía que por fin había hecho lo que de verdad me apetecía.
(No sé como saldrá todo, y tengo claro que habrá momentos y momentos...pero sé que tomé la decisión correcta. Porque fue la que me hizo sentir bien.)

Y toooodo este rollo viene por eso. Porque creo que hay un momento, a lo largo de el proceso de búsqueda, en el que sientes que te vas donde sea, con el/la primero que te quiera. Y no es así.
A mí me dieron uno de los mejores consejos que hasta ahora he escuchado sobre todo esto, y era ése, el que quería compartir por aquí: Que no me fuera con la primera familia que me saliera. Que cuando lo hiciera, estuviera segura de lo que hacía porque siempre salía algo, más pronto o más tarde. Siempre.

Y es que, las prisas nunca fueron buenas consejeras...

Sí, siempre sale algo. Y lo ves después, ya más relajada. Y te das cuenta de que eres tú la que está recibiendo solicitudes de familias con buena pinta y diciendo que muchas gracias, pero que ya has encontrado algo y que les deseas lo mejor en su búsqueda. Y te ríes de tus nervios, de tus dudas y de esas prisas locas...

Así que eso, paciencia. Que de verdad todo llega :)

1 comentario:

  1. Hola Noe, me gusta leerte porque me siento identificada con muchas cosas que escribes. Uno de los mejores consejos que me dieron a mi también fue ese...que no me fuera con la primera familia, sino con aquella con la que me encontrara agusto, con la que sintiera una conexión y me sintiera convencida con las condiciones y con todo lo que les rodea. Y ahora...estoy muy contenta!!! Un mesesitoo de espera!

    ResponderEliminar